cantando rock, heavy metal y technopop en el karaoke

Ayer fuimos al karaoke y, como siempre, me dediqué a cantar canciones que me gustan, pero que no había intentado cantar en mi vida. Voy a hablaros un poco de algunos de los grupos de los que canté canciones, para que veáis que no todo en Japón es Jpop, y os voy a enlazar unos cuantos videos que no podéis dejar de ver si os gusta la música de gente rara u olescul. Y, si estás leyendo el blog de pepino, la verdad es que tienes papeletas.

Empecé con los clasicazos de The Alfee, grupo de rock y pop que lleva más de 30 años en activo. Generation Dynamite es uno de sus temas más jebis, con un video espectacular, y está incluido en el segundo disco que sacaron en 1983, el año en que se hicieron realmente famosos.

Seikima II (聖飢魔II, que se lee igual que 世紀末, o sea fin de siglo) es un grupo que, cuando empezaron, no pasaba de ser unos KISS japoneses más jebis y con un poso teórico bastante curioso. Pero evolucionaron a ser una banda de heavy metal de mucha calidad, siempre respaldados por su ejército de demonios; ya que la cabeza visible del grupo, Su Excelencia Demon Kogure, además de ser un famoso showman en la televisión japonesa y un frontman excelente, es el líder de una organización que promueve la religión de los demonios a través del heavy metal, con el objetivo de formar una gran legión y conquistar el infierno en 1999, el año en que efectivamente se disolvió el grupo. Por suerte después de eso se han vuelto a reunir esporádicamente para hacer misas negras (conciertos), como aquella a la que pertenece esta grabación de Jigoku no koutaishi (地獄の皇太子, el príncipe de la corona del infierno), uno de sus temas más antiguos en el que podemos disfrutar de la guitarra de Su Alteza Damian Hamada, que es el fundador del grupo además de príncipe de la corona del infierno, aunque dejó ambas cosas en 1984.

La ídola rockera de Japón en los años 80 fue Mari Hamada (浜田麻里). De verdad que me gustaría saber bailar como ella, pero ni siquiera pude terminar de cantar la canción de ella que me puse en el karaoke, la tuve que quitar. Tendré que estudiar un poco. Éste es un video de antes de que llegara a la gloria: Love & Free.

Para variar os voy a hablar del que probablemente es el mejor grupo de heavy metal que tenemos ahora mismo en activo en Japón: Sex Machineguns. Son un grupo que lleva unos 10 años poniendo letras cachondas a sus exquisitos thrash y power metal. Tienen canciones sobre repartidores de ramen a domicilio (sopa de origen chino), sobre las mandarinas, sobre el carnaval de Río de Janeiro e incluso sobre las señoras que se reúnen para entrenar voleibol. Una muestra del aura de falsa estupidez que rodea al grupo serían estos anuncios de su single Yonaoshi Good Vibration, en el que podemos ver a un espontáneo hacer justicia a base de ‘denki anma’ (電気あんま, masaje eléctrico). Y no solo eso, sino que Anchang, el cantante, lider, y único miembro que no ha cambiado desde el principio del grupo, puede sonar a gente tan diferente como Andi Deris (Helloween) en Aijin 28, o como James Hethfield (Metallica) en Junk Food.

Y ya que me he puesto a hablar de chorradas, no puedo dejar de nombrar a Ou-sama (王様, El Rey), un tipo vestido de rey de la baraja francesa que se hizo famoso hace cosa de diez años versionando a Deep Purple con letras traducidas al japonés literalmente, o sea palabra por palabra. La atmósfera que emana de sus letras y sus pintas es inolvidable, como podéis ver en este medley de Highway Star, Burn, y Smoke on the Water llamado Fuka-murasaki densetsu (深紫伝説, la leyenda del púrpura profundo). Ayer no me dio tiempo a cantarla, pero la próxima vez cae fijo. Debe de quedar muy raro un extranjero cantando jebi traducido palabra por palabra.

Como no todo puede ser jebi en la página de un grupo que toca con Game Boy, os voy a presentar a uno de mis grupos japoneses favoritos de la historia: plastics. Un grupo de technopop que fue gran parte de la new wave japonesa a partir de 1976, con voces que recuerdan a los B-52’s (gracias a los cuales tuvieron un breve idilio con Nueva York), y su música con bastante influencia de Kraftwerk. Sus letras, como las de otros grupos de new wave, son irónicas o directamente antisistema, y su música fue la primera en ser denominada en los medios japoneses como “rollo picopico” (ピコピコ系, picopico-kei), que es como nos siguen llamando a nosotros más de 20 años después. Ahora poca gente se acuerda de ellos, quitando modernos tipo Maki Nomiya, Cornelius o Towa Tei (con quienes hubo un pequeño nuevo proyecto el año pasado), y por eso me sorprendió mucho encontrar su tema Copy y poder cantarlo en el karaoke.

Y de ésta me voy a dormir, porque hoy ha pasado cerca un tifón y, además de llevarse por delante bastantes cosas, hemos tenido dos apagones y un corte de agua. Agüita.

3 pensamientos en “cantando rock, heavy metal y technopop en el karaoke

  1. eme

    demon kogure mola mil. sacó un disco producido por el tiu de pal@pop, creo, que tiene que ser glorioso, pero no lo encuentro endroit.

    plastics son grandiosos.

  2. ale

    Pues tendré que buscarlo por aquí. ‘When the Future Loves the Past’ (2003) tiene dos temas producidos por Takano Kenichi (aka pal@pop) (!= pol pot). Los temas parecen ser ‘Ichigo’ y ‘Humming’.

Los comentarios están cerrados.