Duelo de titanes 2: Hachikō contra el Torico de Teruel

Una foto del Torico hecha por mi padre
El Torico es el símbolo de la ciudad de Teruel, una pequeña estatua de un toro puesta en lo alto de una gran columna, mientras que la estatua de Hachikō es el símbolo de Shibuya, un barrio de Tokio, y el perro más histórico de Japón.

Como hice hace poco con San Pancracio y el Maneki Neko, voy a comparar amistosamente algunas características de estas dos formidables bestias de \m/ metal \m/. Pero recuerden: en nuestros duelos de titanes nunca hay perdedores, y el pasar un rato ameno y agradable con ustedes es el mejor de los premios para cualquiera de estas dos moles de bronce.

 Hachikō y yo Antigüedad
El Torico data de 1858, mientras que la estatua de Hachikō fue inaugurada en 1934, y reconstruida en 1948 tras la segunda guerra mundial.
1 punto para el Torico

Historia
Mientras que el Torico no tiene nombre propio siquiera, al tratarse de un simple símbolo, Hachikō no es un simple ‘perrico’ sino una estatua dedicada a un perro concreto, admirado en todo Japón como modelo de lealtad por ir a esperar a su amo después del trabajo, incluso después del fallecimiento de este. Hachikō esperó a su amo todos los días hasta su propia muerte, 10 años después de la de su amo.
1 punto para el Hachikō

Localización
Torico: Una plaza rodeada de impresionantes edificios modernistas en Teruel, una pequeña y acogedora ciudad española que es ‘patrimonio artístico de la humanidad’, una frase que atrae mucho a los japoneses.
Hachikō: Shibuya, una estación de tren enorme, grandes tiendas, centros comerciales, anuncios luminosos, e increíbles concentraciones de gente.
Este punto ha resultado en empate.

Popularidad
Para bien o para mal, ni el Torico ni la ciudad de Teruel son tan conocidos en España como Hachikō lo es en Japón, por no hablar de Shibuya, una de las zonas comerciales metropolitanas más modernas del mundo.
1 punto para el Hachikō

Fuerza bruta
Hachikō fue un perro muy grande, de la raza Akita, mientras que el Torico es evidentemente un toro, aunque puede tener más o menos el tamaño de un gato, esto es varias veces más pequeño que Hachikō. Pero considero que los cuernos del Torico combinados con el enorme peso que le supone ser una estatua maciza le otorga una cierta ventaja, tanto a la hora de pinchar como a la de ser mordido.
1 punto para el Torico

Resultado
Hachikō: 2 puntos.
Torico: 2 puntos.

El resultado de hoy es un empate, bastante acorde con la tranquilidad que caracteriza a ambas estatuas. Ahora que lo pienso, no se me ocurre ningún motivo por el que ninguna de ellas pudiese decidir atacar a la otra.

Moraleja
Las estatuas de bronce son todas hermanas del metal.

Más información:
El perro Hachiko en Kirai.
Hachiko en JAPAN TOUR 2007.

16 pensamientos en “Duelo de titanes 2: Hachikō contra el Torico de Teruel

  1. mamipanchita

    Teruel y Tokio, las dos empiezan por T, las dos tienen dos sílabas, y las dos usan diptongos.
    Una es una ciudad muy pequeña donde la vida transcurre con la tranquilidad propia de una capital de provincia casi olvidada, y la otra es una gran metrópoli.
    Una es la hermana mayor y la otra la pequeña y perdida en la vieja España, esa España donde el tiempo casi se ha detenido y nos muestra una belleza oculta a los ojos de las masas deslumbradas por los neones de la globalización.
    La otra es populosa en todo e icono de la modernidad española, no hay moderno que se precie que no viaje o ansíe viajar a Japón, que no suelte en alguna conversación la palabra “sushi” como plato predilecto de los japoneses, aunque en realidad comen muchas otras cosas.
    Las dos ciudades unidas por un “torico” y un “perrico”. Bella historia de amorrrrrrrrrrr.

  2. el Guaguo grande

    A pesar de lo simpático que me cae el perrico Hachikō, debo puntualizar que el Torico tiene, aparte de sus cuernos, un atributo inherente a todos los toros bravos y que le otorga una capacidad de luchar contra enemigos aparentemente mas fuertes que él sin atemorizarse (mas bien hace que aumente su ansia de lucha): sus cojones, que no hay quien los supere (se pueden ver en los carteles de toros y en el famoso Toro de Osborne, que se puede ver en casi todas las carreteras de España).

  3. Gonzalo, Teruel

    La otra noche, de paso por la Plaza del Torico, nos enzarzamos en un debate sobre el peso del Torico. Unos decían que más de 300 kgr. Yo defendía que por el tamaño no podría pasar de los 50.
    Este es el motivo de haber encontrado esta web.

    Leídos los comentarios y si depende de los que opinamos, un punto para El Torico y otro para el perrico Hachikō.

    Si el Torico tiene su leyenda que se remonta a los orígenes de la ciudad, la historia de Hachikō nos habla de amor y lealtad, que tan sólo los animales, y más concretamente los perros, nos ofrecen.

    Mis felicitaciones a una cultura que inmortaliza a un animal en recuerdo a su lealtad a su amo.

    En lo referente a Teruel, se completaría la información con un fenómeno de participación y movilización social que ha representado la recreación de la historia de los Amantes.
    La web que he puesto os enlaza a ella.

    Gracias por hacer que Teruel Exista

  4. ale

    Gracias, Gonzalo, por tu opinión y por la información de primera mano sobre Teruel. Mamipanchita y el guaguo grande han estado y dicen que es precioso, y que se come estupendamente, pero yo todavía tengo que ir. Desde Japón me queda un poco lejos, pero sinceramente espero tener la oportunidad algún día.

    ¡Ah! Y si descubriéseis el peso real del Torico, me haría mucha ilusión saberlo.
    Saludos y feliz Navidad desde Fukuoka, donde se trabaja hoy y mañana también.

  5. Gonzalo

    Ale, siempre es bueno tener amigos. Dos periodistas de Diario de Teruel me lo han resuelto, 54,5 kg.
    Me han dado una fotocopia de lo que en su día se publicó en DdT ante la última restaruración -Diario de Teruel,miércoles 2 de julio de 2003, página 5-. En el reportaje de Pilar Fuertes se informa que “El Torico volverá a lucir restaurado y en un nuevo pedestal de piedra”.

    El reportaje dice así:
    El Torico, el popular símbolo de la ciudad, volverá a lucir a partir del próximo viernes en su columna, tras el proceso de restauración al que está siendo sometido en la empresa Mármoles LLorens, de la capital turolense. La estatua estrenará soporte, una base de piedra de Villalba a la que “no le atacan los hielos”, aseguró Francisco Llorens.
    Con unas dimensiones de 54 por 54 centímetros, y una altura de 20 entre las dos piezas que la componen, en este soporte se colocará también el sistema de luces.
    El anterior, de piedra de Burriol, se encontraba muy deteriorado, con varias grietas que restaban seguridad a este soporte que culmina la columna del Torico, por la que los turolenses trepan para celebrar el inicio de la Vaquilla, así como los triunfos deportivos.
    Mientras se fabrica esta pieza, el restaurador se encarga de limpiar y recuperar la emblemática figura de bronce, que a pesar de sus escasas dimensiones pesa 54,5 kilos. “Se encontraba en muuy mal estado”, asegura el responsable de su recuperación.

    Limpieza y un baño de pintura
    La estatua turolense es bajada en contadas ocasiones de su columna y esta vez lo hace para someterse a un completo proceso de restauración. Durante este semana, Antonio Aragoncillo está realizando un proceso que comenzó quitándole el óxido y la pintura. Posteriormente, procedió a darle una impregnación aislante y luego baños electrolíticos y pavonado. “Con un pulidor le daremos unos toques y luego, laca impermeable para resguardarlo de la interperie”, indicó Aragoncillo. El toro recuperará su color negro con toques en pavón.

    Si te decides y puedes venir a Teruel ya sabes donde tienes un amigo para mostrarte mi ciudad. Tienes mi correo electrónico para poder contactar.

    Feliz Navidad y un buen año 2007

    P.D. En la página web he enlazado con una foto antigua que muestra una de las pocas veces que el Torico ha bajado de su columna. Durante la Guerra Civil para evitar que las bombas lo destrozara.

  6. ale

    ¡Muchas gracias!
    Muy interesantes tanto el artículo sobre la pasada restauración del Torico, como la confirmación del peso del mismo. Al final tenías razón tú en lo del peso, ¿no? 5 kg más o menos.
    No he podido encontrar el peso de la estatua del Hachiko. Si lo encontrase otro día, ya lo pondría por aquí.
    Saludos navideños, ¡y a disfrutar del año nuevo!

  7. dani

    Hola buenas a todos, yo voy a dar un punto aunque deberían ser dos o más a favor del torico de Teruel. Me llamo dani y soy un chico de valencia, conocida ciudad española bañada por el mar mediterráneo y por el mismo río que Teruel: el Turia.
    Bien es conocido que España es el país de la fiesta, sin lugar a duda. En mi ciudad las fallas son unas de las fiestas más famosas de España, en Pamplona los san fermines, en Madrid San Isidro etc. muchas conocidas por todos vosotros por su fama y repercusión como la feria de Abril de Sevilla, o todas las ferias que se llevan a cabo por toda Andalucía, los carnavales de Cádiz etc.
    Pero no os engaño cuando hablando de fiestas, y como nombre femenino que se trata, la reina de las todas son las de Teruel, sí señor….todo el mundo que ha ido y que repite año tras año de todos los puntos de la geografía española y del extranjero coinciden en señalar las fiestas de Teruel como las mejores en las que ha estado jamás. Conocidas por el nombre de la vaquilla, aunque mucha gente las llama las fiestas del torico, se trata de cuatro días de pura y dura diversión, donde todos los problemas se le olvidan a uno y donde la música, el alcohol y el buen rollo corren por cada una de las calles del centro histórico de Teruel.
    Pues bien, ahí va la relacción con el torico, todo comienza el día que al torico, con toda la plaza donde se encuentra llena de decenas de miles de personas empapadas de alcohol, se le pone un pañuelo rojo (o pañuelico que es como se le llama), y cuatro días de una cierta “anarquía” que te llevan a un mundo que es totalmente subrealista invaden las calles de Teruel con una explosión de música por cada uno de los rincones de la ciudad.
    Sin duda, como dice una amiga mía, la vaquilla o el torico mantiene intactos los valores puros de lo que es una verdadera fiesta.

    En cualquier página web relaccionada con Teruel os pondrán las fechas exactas, suelen ser el primer o el segundo fin de semana del mes de julio, y prepararos, sí venís, para desde el viernes por la tarde hasta el martes por la mañana para olvidaros de todo y simplemente reír, beber y bailar en cualquier punto del centro histórico de Teruel y como no, a la sombra del torico engalanado con su pañuelo rojo que tan orgullosos visten todos los turolenses y todos los que como ellos, disfrutamos de su fiesta, de nuestra fiesta, de la fiesta de España, porque como he dicho, es la reina de todas las fiestas. Diez puntos para el torico.

Los comentarios están cerrados.