Tratamiento quiropráctico para mi contractura muscular

gráfica de la temperatura de mi columnaAl final he estado toda la semana con un molesto dolor muscular a base de cataplasmas, pero hoy por fin he decidido hacérmelo ver. Ai me había comentado que sus compañeras de trabajo conocían un acupunturista muy bueno, y que esa terapia me iría muy bien, pero como me dan terror las agujas decidí buscar un quiropráctico que pareciese de fiar.

Por supuesto que lo busqué por internet, y una vez allí después de rellenar un impreso con mis datos y los síntomas (en todos los hospitales y similares en Japón son así de folclóricos), se lo volví a explicar todo de viva voz al señor que se iba a montar a caballito encima de mí unos minutos después. Pero lo primero que hizo no fue eso, sino que me tomó la temperatura de cada vértebra con un sensor de rayos infrarrojos, y me enseñó una gráfica en la que se veía que tenía regular la zona de la cadera y la vértebra de la que salen los nervios hacia el estómago (a media altura de la columna), y que tenía regular mal las cervicales. Era la primera vez que me hacían esto y, aunque la gente que me ha tocado antes nunca lo ha necesitado para saber qué me pasaba, me parece una buena forma de que el paciente lo entienda de una forma un poco más visual.

Una vez entrados en faena, me ha sorprendido el buen hacer de este señor, que andaría sobre la treintena y me ha dejado como nuevo en una demostración de lo que para él es rutina. Al final, tirándole un poco de la lengua, he conseguido que me aconseje ejercicios y esas cositas para mantenerme. Ya os iré contando cómo me va, pero por ahora me siento fetén.

Un pensamiento en “Tratamiento quiropráctico para mi contractura muscular

Los comentarios están cerrados.